miércoles, 8 de marzo de 2017

Un líquen abundante en nuestros campos: Xanthoria parietina

En nuestros paseos por el monte es fácil observar distintas especies de líquenes. Estos organismos son colonizadores primarios en casi todos los ecosistemas conocidos. Se adaptan a medios con escasos nutrientes y cumplen la función de formadores de suelo para la posterior llegada de otros organismos vegetales colonizadores. Los líquenes son  capaces de vivir en medios hostiles para el resto de los seres, desde zonas polares a desiertos.

A lo largo de toda la Península Ibérica se puede disfrutar observando sobre la corteza de árboles, rocas y tejados de viejos edificios a una vistosa especie de liquen de color amarillo anaranjado cuyo nombre científico es Xanthoria parietina.

Xanthoria parietina sobre corteza de encina

lunes, 2 de enero de 2017

Consideraciones sobre las amenazas a los anfibios de Andalucía

En Andalucía se encuentran catalogadas en la actualidad 15 especies de anfibios pertenecientes a dos órdenes distintos: el Orden Anura y el Orden Urodelos.

Los anfibios fueron el primer grupo de vertebrados en colonizar el medio terrestre. Aunque para completar su ciclo reproductor depender del medio acuático. Sus huevos necesita de un medio acuoso o con una alta humedad relativa para sobrevivir.

Sapillo moteado ibérico (Pelodytes ibericus)

domingo, 14 de junio de 2015

Consejos para el mantenimiento de unas botas de montaña

Antes de ofrecer consejos para cuidar nuestras botas de montaña con forro transpirable hay que conocer un poco los materiales que conforman las botas y su estructura. Las pieles que se usa para fabricar las botas son microporosas, lo mismo que el forro interior del sistema Gore-Tex (u otras marcas de sistema de evacuación del sudor).
El Gore-Tex es teflón expandido, y su estructura está formada por millones de poros. En concreto, cada centímetro cuadrado de Gore-Tex tiene aproximadamente 1400 millones de poros, cada uno de los cuales es unas 20000 veces más pequeño que una gota de agua (por mínima que sea la expresión de ésta), por lo que no podrá penetrar en el pie y permanecerá seco, pero a la vez cada uno de esos agujeritos es unas 700 veces mayor que las moléculas de agua que constituyen el vapor de agua del sudor del pie, por lo que el pie puede transpirar y no retendrá humedad.